Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on reddit
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on pocket
Share on print

¿Qué es la velocidad de una página?

Compartir
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on reddit
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on facebook
Share on pocket
Share on print

Tabla de contenido

La velocidad de la página es el tiempo que tarda una página en cargarse, es decir, el tiempo que tarda en mostrar todo su contenido al usuario.

La velocidad de la página es una medida de la velocidad de todo el sitio web, ya que cada una de las páginas puede tener una velocidad de carga ligeramente diferente. Sin embargo, como se trata de la misma estructura, la variación de velocidad entre cada una de las páginas de un sitio web es mínima.

¿Por qué es importante la velocidad de la página?

Esta velocidad es sumamente importante para satisfacer dos elementos fundamentales, el usuario y los motores de búsqueda.

¿Cómo satisface al usuario?

Hoy en día el público requiere agilidad en todo momento, lo mismo ocurre con los sitios web.

Si una página tarda demasiado en cargarse, el usuario puede perder fácilmente el interés y buscará otra opción que le satisfaga. Incluso si no lo hacen, este retraso hará que la experiencia del usuario en nuestro sitio web sea menos que óptima.

Un sitio web dinámico ayuda, y mucho, con una buena experiencia, lo que puede animarles a volver.

¿Por qué es importante para los motores de búsqueda?

Uno de los factores que se consideran para un buen posicionamiento en los resultados de búsqueda es la velocidad de la página. Por ende, una buena velocidad de carga es importante para que los motores de búsqueda consideren su contenido como relevante para el usuario.

La velocidad de la página asociada a las buenas prácticas de SEO permitirá que su sitio web sea bien visto por los motores de búsqueda.

¿Cuáles son las mejores prácticas de SEO para una buena velocidad?

Dentro del SEO hay algunas prácticas que pueden ayudarle a mejorar la velocidad de su página. ¡Aquí están!

  • Elige un buen hosting

No importa cuán optimizado sea su sitio web, si está alojado en un alojamiento de baja calidad y bajos recursos, su sitio web se arrastrará. Sería como tratar de usar la última versión del software de Adobe en una computadora de 5 años, para hacer una analogía.

  • Elige un diseño de carga rápida

Lo que se muestra a los visitantes es el diseño, el tema o la plantilla elegida para embellecer y facilitar el acceso a su contenido. El problema es que a veces es difícil encontrar el equilibrio perfecto entre rendimiento y velocidad.

Nos dejamos guiar por la estética de las demostraciones mostradas por los creadores de los diseños cuando en realidad lo que marcará la imagen de nuestro sitio web será nuestra imagen corporativa, nuestras fotos y nuestros productos.

  • Minimiza el código

Hoy en la actualidad cualquier sitio web profesional utiliza mucho código CSS y JavaScript que, aunque ofrecen funcionalidades dinámicas y efectos realmente atractivos, en exceso pueden ralentizar la carga de su sitio web.

Cada vez que se ve un efecto visualmente atractivo en un sitio web se genera a través de código CSS o JavaScript.

Una forma de seguir utilizando todas las funciones avanzadas y los maravillosos efectos es minimizar el código para que ocupe el menor espacio posible mientras se obtienen los resultados.

  • Optimiza tus imágenes


No importa cuántos recursos contrates en un alojamiento web y lo bueno que sea, si muestras imágenes de alta calidad (y peso en MB) en tus páginas tardarán un tiempo en mostrarse a tus visitantes, porque el peso de cada elemento se añade y el total resultante es lo que el navegador tiene que descargar y ralentizará la visualización de toda la página.

Por esta razón, es vital optimizar las imágenes antes de subirlas a su sitio web. Las reglas básicas a tener en cuenta serían las siguientes:

  1. Sube las imágenes al tamaño máximo que será visible en la web, no al tamaño máximo de la foto tomada, normalmente de muy alta calidad, y peso.
  2. Utiliza alguna herramienta de retoque fotográfico, como Adobe Photoshop, y usa la opción de guardar tus imágenes para la web.
  • Actualiza WordPress

Tal vez la acción más importante que puedes hacer en cualquier aplicación web, como WordPress, es mantenerla siempre actualizada. En particular, este software de código abierto, el cual es mantenido por su comunidad de usuarios, se debe actualizar con frecuencia, aportando protección contra las vulnerabilidades de la seguridad y mejoras en el rendimiento.

Así que siempre mantén tu instalación de WordPress (o cualquier otro software) al día, como los temas y plugins que utilices. Además, WordPress hace tu vida mucho más fácil, permitiéndote actualizar e incluso realizar pequeños mantenimientos y actualizaciones de seguridad, por ti, pero no te pierdas ninguna actualización importante que pueda mejorar la velocidad, el rendimiento y la seguridad de tu sitio.

Tabla de contenido

Información de contacto

Por favor, no dude en contactarnos dentro de las horas de trabajo usando la información a continuación. También puede enviar su solicitud a través del formulario en línea.